Gestiona el control de tu red WIFI

Hoy en día vivimos permanentemente conectados a la red, y es por ello que debemos ser un poco recelosos con nuestra seguridad. Si te pregunto ¿Cuántos dispositivos tienes conectados a tu red WIFI? Seguramente te falten dedos para contarlos entre portátiles, smartphones, tablets, smartTV tuyos y de tus familiares. Ante esta situación cabe la posibilidad de que algún vecino con no muy buenas intenciones se aproveche de nuestra conexión y no nos demos ni cuenta. Si sólo se quedase en eso, en que nos roban señal, el problema no es muy grave pero ¿y si el intruso quiere hacernos un perjuicio mayor? Una vez dentro de nuestra red podría estar vigilando y controlando tus movimiento en Internet para conocer, entre otras cosas, que páginas visitas, que contraseñas de acceso utilizas, obtener tus datos bancarios, leer tus correos electrónicos, publicar contenidos en la web haciéndose pasar por ti, acceder y descargar contenidos de páginas ilegales, etc. ¡Imagínate las consecuencias! ¿Cómo puedes protegerte de este riesgo? Accede a la configuración del router* y… Cambia el nombre de tu red (SSID). El SSID es el literal que identifica la red inalámbrica. Suele estar compuesta por una cadena alfanumérica. Te recomendamos cambiar este nombre que viene por defecto en el router y elegir un nombre que no dé pistas sobre qué operadora de telefonía tienes contratada, fabricante del router ni datos sobre ti. Sugerencias de nombres para tu red: “red peligrosa”, “es un delito conectarse a redes wifi ajenas”, “Error 404: wifi no disponible”, “red que infecta ordenadores”, etc. ¿Tú te conectarías a estas redes? Oculta el nombre de la red (SSID). También...

Pin It on Pinterest