Serglobin plantea una pregunta: ¿Estamos más informados gracias a Internet?

Nuestra respuesta a esta pregunta, sin ningún género de dudas, es que sí. Pero también la queremos matizar. Hay más información, es incluso más democrática, pero hay que saber filtrarla para averiguar si es veraz o no. Los grandes medios tradicionales ofrecen confianza, tendemos a creer lo que nos cuentan, pero no tienen porque estar diciendo la verdad o toda la verdad. Todos estamos de acuerdo en que puede existir la manipulación o la realidad maquillada, pero los periódicos, radios, televisiones y portales digitales, aquellos medios hechos por periodistas, tienen en su base deontológica la misión de contar la verdad, de contrastar la noticia y dar altavoz a todas las partes. Esto es así en el origen y en el ideario, y queremos pensar que sigue siendo así, pero también somos conscientes de que no siempre se cumple por intereses económicos o políticos. En la web 2.0, en apenas unos segundos, tenemos toda la información, o desinformación, que queramos. Pero partimos de una base distinta: todos y cada uno de nosotros podemos contar “noticias”. Pero lo podemos hacer desde perfiles falsos, escondidos en el anonimato, sin ningún control sobre lo que decimos, sin regulación,… “Los contenidos disponibles en esta red muchas veces carecen de rigurosidad, confiabilidad y credibilidad, lo que genera más desinformación que la construcción de una inteligencia colectiva”, así lo asegura Héctor Francisco Gómez en su ensayo ‘Desinformación en Internet y hegemonía en las redes sociales’. Este ingeniero en Sistemas de Información, eso sí, también apunta que “el ciberespacio también ha dado la oportunidad de crear espacios de participación pública, en el cual los ciudadanos cuentan con...

PLC: Internet a través de la red eléctrica de casa

En los últimos años, estamos siendo testigos de los grandes avances que se producen en el campo de las telecomunicaciones. Progresivamente, aparecen nuevas tecnologías que, aplicadas a este fin, nos brindan mayor rendimiento, fiabilidad, seguridad, ancho de banda, velocidad de transmisión… Con la llegada de la FTTH (fibra óptica directa al hogar), nuestro ancho de banda llega, en algunos casos, a multiplicarse por diez, con lo que nuestra experiencia en las redes se vuelve mucho más satisfactoria. En el ámbito doméstico, la tecnología de transmisión de red local más solicitada actualmente es el WiFi. La comodidad que brinda este sistema, y el hecho de que no necesita ningún tipo de instalación ni cableados, lo convierte en el medio de transmisión por excelencia en el hogar. Sin embargo, la tecnología WiFi tiene, como principal inconveniente, la inestabilidad del servicio, debido a interferencias, obstrucciones, falta de cobertura en todo el hogar… Este problema, en muchos casos, obliga al usuario a optar por utilizar cable Ethernet, que es un sistema más fiable, a la par que más engorroso, ya que necesitas una instalación de cableado que, por norma general, en los hogares no está implantada. A falta de una instalación Ethernet, o de calidad en la señal WiFi, existen varias alternativas de conexión que nos pueden ayudar. Una de las más interesantes, y a la vez de las más desconocidas, es el PLC.     ¿QUÉ ES PLC? PLC (Power Line Communications) es un concepto que engloba diferentes tecnologías que permiten enviar transmisiones de datos a través de líneas de electricidad. Con este nuevo concepto, podemos utilizar la instalación eléctrica de casa...

Pin It on Pinterest